Pancakes de avena

Y aquí están recopiladas todas las recetas de pancakes que he ido variando (no para perfeccionarlas, sino para adaptarme a mi dieta) para que elijáis las que mejor se ajusten a vuestros gustos y/o cantidades 😉

  1. Pancakes con harina de avena (micronizada Max Protein, Eiralabs, Integral, Iron Supplement…)

7

Ingredientes:

  • 54g de harina de avena
  • 180ml de claras

Esta harina no espesa al agregarle líquido por lo tanto con esta proporción obtendremos una mezcla bastante fluida. Podemos utilizar una sartén pequeñita y llenarla del todo o coger una más grande y verter despacito para ir formando los círculos.

2. Pancakes con harina de avena instantánea Oatmash de Amix (versión 1)

8

Ingredientes:

  • 54g de harina Oatmash de Amix
  • 180ml de claras
  • 100ml de agua

Esta harina es instantánea, por lo tanto al mezclarla con el líquido adquiere una textura diferente, mucho más espesa. Si queremos conseguir una masa igual de líquida que la anterior será necesario añadirle agua, aproximadamente la que os indico. Para hacer las tortitas tenemos las mismas opciones que antes, pero es mucho más fácil trabajar con esta mezcla.

3. Pancakes con harina de avena instantánea Oatmash de Amix (versión 2)

9

Y por último… mis favortitas!

Ingredientes:

  • 70g de harina de avena Oatmash de Amix
  • 100ml de claras
  • 50ml de agua (en mi dieta tengo que cuadrarlas así, pero podéis seguir con 180 ml de claras sin añadir agua)

Se trata de conseguir una mezcla espesa parecida a la masa de hacer cookies. De hecho, el proceso es el mismo ya que no llenaremos la sartén con la mezcla. Se trata de poner una bola de mezcla en la sartén e ir dándole forma redonda con una o dos cucharas.

En todos los casos es necesario utilizar una sartén antiadherente o engrasar un poco con aceite esparcido con papel de cocina. Además las cocinaremos afuego lento para que no se nos quemen (especialmente en el último caso, que tardarán bastante en hacerse por dentro).

Yo me dejo las tortitas hechas del día anterior, una vez que enfrían las pongo en un plato tapado con papel de aluminio fuera de la nevera. Si las quereis calientes podeis dejarlas dentro o fuera del frigorífico y darles una vuelta por la sartén antes de comerlas. También se podrían congelar 😉

Si teneis alguna duda me dejais un comentario y os responderé cuando pueda! Y si teneis alguna sugerencia de receta lo mismo! Un besooo amores 🙂